Sábado, 28 Junio 2014 01:53

Superyate en llamas a vista de dron

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Una chispa de una soldadura calcina un yate de 24 millones de dólares en la costa de San Diego

El incendio lo captó el aficionado a la náutica Kurt Roll con su avión no tripulado

En pocos minutos más de 24 millones de dólares quedaron reducidos a cenizas. Se trata del incendio que sufrió la pasada semana la embarcación Polar Bear durante unos trabajos de mejora a bordo en Chula Vista Marina (San Diego, Estados Unidos).

El barco Polar Bear, de 31 metros de eslora, pertenecía al empresario americano Larry Jodass desde que se botó en 2011 en el astillero Citadel Yachts. "Creo que era el barco más hermoso que jamás se ha construido", lamentaba el armador de la embarcación calcinada que había pasado la campaña de invierno de travesía por Costa Rica. El yate tenía una autonomía de 6.000 millas náuticas a una velocidad de navegación de 13 nudos.

El fuego provocó una intensa humareda negra en toda la base náutica que obligó al desalojo de más 100 trabajadores. Algunos de ellos tuvieron que ser incluso hospitalizados por inhalación de humo tóxico. "El fuego era tan intenso que resultaba imposible acercarse a más de 100 metros de distancia de la embarcación", destacaron algunos testigos del accidente.

Un suceso que captó el aficionado Kurt Roll, apasionado a la vela y de las maquetas de aeromodelismo, a través de la cámara de vídeo instalada en un dron. Kurt Roll se encontraba grabando la embarcación de un amigo en alta mar cuando avistó una importante cortina de humo sobre la marina y acercó su avión no tripulado para registrar el suceso.

Las primeras investigaciones de la causa del incendio apuntan a unos trabajos de soldadura que se estaban realizando en la embarcación durante esa mañana.

Superyate en llamas  Superyate en llamas

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios